Auriculares supraaurales y circumaurales: principales diferencias

Probablemente, si alguna vez te han preguntado que tipo de auriculares te gustan más, hayas respondido: “de diadema”. O bien: “de estos que se meten por la oreja”. Pero pocas veces hubieras pensado en decir “auriculares supraaurales“. Porque, incluso aunque realmente conozcas el significado del término, te habrían tomado por un pedante.

Pero tranquilo, hoy no vamos a juzgar a nadie por como escucha su música. Hoy vamos a aprender las principales diferencias entre los auriculares supraaurales y circumaurales. Y vamos a centrarnos en ellos porque estos dos tipos de auriculares son los más usados en la actualidad, dentro de lo que son los auriculares de diadema (o headphones en inglés).

auriculares bluetooth

¿En qué se diferencian los auriculares supraaurales de los circumaurales?

Almohadillas

Esta es la diferencia más obvia. De hecho, otras diferencias entre los auriculares supraaurales y los circumaurales derivan de esta. Las almohadillas de los auriculares circumaurales nos cubren toda la oreja, descansando sobre nuestra sien. Esto hace que su forma suela ser ovalada, en lugar de circular (aunque también hay excepciones).

Por el contrario, las almohadillas de los auriculares supraaurales descansan directamente sobre nuestras orejas. Estas suelen tener una forma circular y por lo general tienen un tamaño inferior a las almohadillas de los auriculares circumaurales.

Detalle de la almohadilla gastada de unos auriculales circumaurales.

Tamaño

Este factor fue la que propició el nacimiento de los auriculares supraaurales. Así aparecieron unos auriculares con unas características similares a los circumaurales, pero en un tamaño menor. Debido a que los auriculares circumaurales tienen una almohadilla que nos debe cubrir la oreja entera son más grandes (o al menos suelen ser más grandes); en cambio, los circumaurales suelen tener un tamaño más reducido, siendo más portátiles en el día a día.

Esta característica suele condicionar la recomendación de uno u otro, dependiendo del uso que le vayamos a dar. En actividades de mayor movimiento, andar, hacer deporte etc se suelen utilizar auriculares supraaurales, debido tanto a su tamaño como a su peso. Por otro lado, si vamos a estar sentados en frente del ordenador, podemos utilizar sin que nos lleguen a resultar pesados ni incómodos unos auriculares circumaurales.


Detalle de la almohadilla del dFlow One (auricular supraaural)

Aislamiento

Por último, hablaremos sobre aislamiento. Este es un aspecto muy subjetivo, que depende de cada auricular concreto. Los auriculares circumaurales deben aislarnos mejor del entorno, debido al tipo de almohadilla que tienen. Pero en este caso, como podréis imaginar, todo dependerá tanto de la calidad de las almohadillas como del auricular en sí.

He podido probar auriculares circumaurales que un aislamiento pésimo. Y, también, auriculares supraaurales con un magnífico aislamiento. Así ocurre con los dFlow One, de los que tenéis una review aquí. Por ello, es una diferencia relacionada más con auricular en sí.

En definitiva, la principal diferencia que a mí me haría decidirme por un auricular u otro sería el tamaño y el uso que le voy a dar. Si vas a utilizar los auriculares para estar delante del ordenador editando audio, búscate unos auriculares circumaurales orientados al sector profesional. Y si, por el contrario, necesitas unos auriculares más portátiles y fáciles de llevar, pero no quieres renunciar a la insonorización y a la comodidad que proporcionan unos auriculares de diadema, puedes elegir unos auriculares supraaurales.

Si te ha gustado, puedes compartir el artículo en redes sociales!
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Puede que también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top