Molestias en el oído al escuchar música, como prevenirlas

Prevenir molestias en el oído al escuchar música, así como daños en nuestra audición a medio/largo plazo, debe ser una prioridad. En nuestro día a día, yendo al trabajo, al gimnasio o haciendo cualquier otra tarea, tendemos a escuchar música demasiado fuerte. Esto puede terminar provocándonos molestias, daños en el oído de forma temporal, o incluso sordera a largo plazo.

Por esto, distintas marcas como Apple en sus dispositivos de audio, o Google en Android, te avisan cuando el volumen de la música supera el umbral recomendado.

En el post de hoy vamos a ver algunos sencillos consejos, para evitar molestias en el oído, así como cualquier otro tipo de daño ocasionado por escuchar música.

El volumen es primordial para evitar molestias en el oído

Probablemente la mayor precaución que podemos tomar para evitar molestias en el oído cuando escuchamos música, es mantener un volumen bajo.

El volumen alto, los ruidos, siempre van a perjudicar nuestra capacidad auditiva. Por esto mismo, en trabajos donde hay muchos ruidos, como en las obras, siempre es recomendable utilizar tapones para los oídos.

molestias en el oído

Los médicos recomiendan que el volumen de la música no exceda del 60% con respecto a la capacidad de la fuente de audio. Como hemos comentado anteriormente, muchos fabricantes nos avisan cuando estamos superando este umbral. El problema está, cuando con ese volumen, no escuchamos bien la música, porque estamos en un ambiente demasiado ruidoso. Es aquí, cuando el hecho de tener unos buenos auriculares cobra una importancia mayor.

Auriculares de boton vs auriculares de diadema

Si debemos mantener un volumen al escuchar música no muy elevado, lo ideal es tener unos auriculares con una buena cancelación de ruido, ya sea activa o pasiva. Debemos de aprender a diferenciar entre cancelación de ruido activa y pasiva y encontrar las mejores alternativas entre una u otra.

Los dos tipos de auriculares más recomendados para este tipo de situaciones, serían los auriculares de diadema cerrados o los auriculares de botón. Obviamente, dependiendo de la marca así como del modelo en si, tendremos un mejor aislamiento.

Los auriculares de botón son menos recomendados por los médicos, pues la fuente de sonido, se encuentra directamente dentro de nuestro oído. Los auriculares de diadema sitúan la fuente de audio fuera de nuestro oído, por lo que a largo plazo pueden tener una repercusión menor en nuestro sistema auditivo. De todas formas, como hemos comentado anteriormente, lo más importante es que mantengamos un volumen que no supere el 60%.

Cancelación de ruido activa

Si ya tenemos problemas de audición, nos tendremos que preocupar aún más de no escuchar música en volúmenes elevados. En estos casos si es recomendable contar con unos auriculares con cancelación de ruido activa que nos permitan mantener un volumen bajo. De esta forma no solo evitaremos molestias en el oído sino que evitaremos seguir perdiendo capacidades auditivas.

Nuestra recomendación para la búsqueda de auricularares con cancelación de ruido, es que sean auriculares de diadema. De esta forma además de poder mantener un volumen bajo al escuchar música, mantendremos la fuente de audio lejos de nuestro oído.

Limpieza de los auriculares para evitar molestias en el oído

Algo fundamental para evitar molestias en el oído provocadas por los auriculares, es mantener una buena limpieza de los mismos. Recientemente, estuvimos viendo la forma correcta de como limpiar auriculares tanto de diadema como auriculares de botón.

Para ello simplemente necesitaremos un cepillo de dientes sin usar, líquido sanitizante (o alcohol en su defecto) así como una toallita. Tenéis todos los detalles al respecto en el post.

limpiar auriculares

Si nuestras molestias en el oído son persistentes, pueden ser debidas a múltiples causas, incluído el stress, como por ejemplo los tinnitus. En esta situación, lo mejor es acudir a nuestro médico de cabecera y si es necesario que nos derive al otorrino.

Comparte si te ha gustado
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Posts relacionados

Como limpiar auriculares correctamente

lo mejor para limpiar auriculares

En el post de hoy, veremos como limpiar auriculares correctamente, para evitar infecciones, o cualquier otro tipo de molestia ocasionada por la acumulación de suciedad en nuestros auriculares. Veremos como limpiar y desinfectar, tanto auriculares de diadema, como los auriculares bluetooth dFlow One, así como auriculares de botón.

Mantenimiento y limpieza de los auriculares de botón

la limpieza en los auriculares de botón

Los materiales que necesitaremos para limpiar nuestros auriculares son:

Cepillo de dientes sin usar o brochita pequeña

Líquido sanitizante (o alcohol etílico en su defecto)

Toallita seca

Este tipo de auriculares son a priori más fáciles de limpiar, aunque por ello, solemos hacerles menos caso, encontrándonos con auténticos estropicios tras varios meses de ausencia de limpieza.

Lo primero que debemos de hacer es retirar la goma de ajuste, que es dónde se queda la mayor parte de la suciedad. Pondremos la cabeza del auricular boca abajo, y de una forma muy suave vamos retirando la suciedad que hay en la parte interna del auricular con el cepillo de dientes o la brochita.

Hecho esto, debemos limpiar bien la goma de ajuste, pues es la parte del auricular que está en contacto directo con nuestro oído. Para ello impregnamos la toallita con el líquido sanitizante y vamos poco a poco, retirando toda la suciedad de la goma de ajuste. Con esto nos evitaremos cualquier infección en el oído por culpa de la suciedad.

limpiar auriculares deportivos

Hecho esto, ya solo nos quedará volver a colocar la goma de ajuste en la cabeza del auricular y volver a disfrutar de nuestra música.

Limpiar y desinfectar auriculares de diadema

En este caso, los materiales a utilizar son los mismos que con los auriculares de botón:

– Cepillo de dientes sin usar o brochita pequeña

– Líquido sanitizante (o alcohol en su defecto)

– Toallita seca

La mayor parte de auriculares de diadema, como los dFlow One, nos ofrecen la opción de retirar las almohadillas del auricular. Esto nos facilitará bastante la tarea de la limpieza. Retiramos las almohadillas, colocamos el auricular boca abajo y vamos limpiando la zona de los drivers con el cepillo de dientes o la brochita.

Una vez retirados los restos de suciedad con el cepillo, humedeceremos la toallita con el líquido sanitizante y lo pasaremos con mucho cuidado por la zona. En este caso, es conveniente que también usemos el líquido en esta zona, a pesar de no estar en contacto directo con nuestros oídos, pues bajo las almohadillas se suele acumular mucha suciedad.

Auriculares blancos dflow

Terminada esta labor, procederemos a realizar la misma tarea con las almohadillas, pues es la zona que más se ensucia al estar en contacto directo con nuestra piel, teniendo restos acumulados de sudor, grasa etc.

Hecho esto ya habremos limpiado nuestros cascos u auriculares y encima los habremos desinfectado para evitarnos cualquier tipo de infección en los oídos.

Si vas al gimnasio o haces deporte a diario con vuestros auriculares, deberéis realizar esta operación al menos 1 vez por semana. Si tenéis algún amigo, que como vosotros va con la música a todas partes, no dudéis en compartir este artículo con él o hacerlo directamente con los botones de abajo en vuestras redes sociales.

Y por supuesto, si queréis tener uno de los mejores auriculares bluetooth del mercado, podéis echarle un vistazo a los dFlow One. Construidos en piel sintética y aluminio, con 14h de autonomía y con más de 180 comentarios positivos en la web. Si necesitas unos auriculares, no lo dudes más y, ¡únete a la Flow family!

Échale un vistazo a estos posts relacionados:

Si te ha gustado, puedes compartirlo en redes:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email