Odio San Valentín… ¡Pues no eres el único!

No eres el único que dice en estos días: odio San Valentín. Así que puedes estar tranquilo. Sé que quizá esta afirmación no te libre de una semana entera viendo cómo tus compañeros de clase se pasan cartitas como si fueran querubines en celo. O teniendo que leer en Twitter hashtags que incrementan tus sentimientos de exterminar la humanidad. Pero, como se suele decir, mal de muchos, consuelo de tontos. Aquí descubrirás algunas soluciones para que ese odio San Valentín se convierta en algo muy divertido.

Odio San Valentín

Odio San Valentin: un sentimiento cada vez más extendido

Por todos es sabido que el 14 de febrero no es un día para rememorar el amor que nos tenemos los unos a los otros. Más bien, es un día creado por las empresas (nosotros no, las grandes) para que consumas. Así, te empujan a que te veas en el compromiso de regalarle algo a tu pareja. El problema llegó cuando tu pareja hace un año decidió que no eras lo suficientemente hipster. Te dijo que no estabas lo bastante en forma para él/ella. Entonces, decidió irse con su monitor/a de yoga, porque, según su madre, además era muy buen chiquillo/a.

Odio San Valentín

Las soluciones para el día de San Valentín

Pero tranquilo/a, todo tiene solución. Hasta para un soltero (aunque estando en pareja a veces puede ser hasta más difícil). El día de San Valentín no tiene que ser tan malo. Hoy te voy a dar algunos consejillos para que se te hagan estas semanas más llevaderas.

El troleo como forma de vida

Puede que sea un tópico, e incluso algunos te tacharán de hipócrita y envidioso. Pero reírte de las ñoñerías de los demás puede llegar a ser la salvación. Es uno de los mejores métodos de supervivencia en estas fechas. Hay que trolear San Valentín.

Irte al cine y tirarle palomitas a la gente cuando se dan arrumacos. Poner caritas enfadadas a los transeúntes. Incluso atraverte con gifs estrafalarios en las fotos de tu prima con su novio. Muchos métodos del troleo pueden ser más gratificantes que cualquier helado del mercado.

En equipo, ese Odio San Valentín siempre es mejor

¿Existe algo más divertido que reírte de la felicidad de los demás (o de la desdicha según se mire)? Sin duda, reírte de la felicidad de los demás en grupo. Así que convierte el troleo en una actividad en equipo.

No nos engañemos: entre tus amigo/as tampoco está el donjuán del barrio. Y seguro que le temen al día de San Valentín tanto o incluso más que tú mismo, que ya es decir. Por lo tanto, alíate con ello/as y aprovecha para realizar alguna acción conjunta de troleo. Por ejemplo, dale caña a las tonterías del mural de Facebook de tu vecino. Sus padres dejarán de hablarle a los tuyos, pero merecerá la pena.

Odio San Valentín

El helado es tu enemigo

No me voy a poner a contarte que comerte un kilo de helado puede provocarte una muerte prematura, o una diabetes tipo C. Porque, siendo realistas, lo peor que te puede pasar es que tu madre tenga que llamar a una empresa de desatascos al día siguiente. Pero aún así comerte los restos del helado de vainilla con nueces de Pecán que dejaste en el congelador en agosto no te va a ayudar a sobrellevar mejor el día. Así que olvida esa opción.

Ya sabes: no grites odio San Valentín comiéndote un helado, siempre tienes otras opciones. No trolees tu salud: deja el dulce empalagoso y trolea el San Valentín de los demás.

Quien tiene un amigo, tiene un tesoro

Pero si hay un consejo que te puede ayudar a sobre llevar el día es este: SAL MÁS CON TUS AMIGOS. Sobre todo, deja de leer artículos mierder como este por internet (bueno, este concretamente es sublime).

Si la pareja de al lado se come una tarta con forma de corazón, pediros vosotros una tarta de 3 chocolates. O si el chico, en la otra punta del restaurante, le pide matrimonio a su pareja; si ha creado un ambiente de película de Disney, imposible de sobrellevar, en el bar de debajo de tu casa; llama a algún amigo/a y poneros la última de Netflix que hablásteis el fin de semana que aún no habíais visto. Y di bien alto: odio San Valentín.

Odio San Valentín con dFlow

Odio San Valentín: un descuento del 20 % para hacerte el regalo que te mereces

En fin, San Valentín no siempre trae cosas malas, como puedes ver. Por ejemplo, llegan ofertas para parejas ñoñas de las que tu puedes aprovecharte. En dFlow también te queremos ayudar a pasar este trance. Por eso, ahora tienes los dFlow One con el 20% de descuento Odio San Valentín, aunque solo por tiempo limitado. El Odio San Valentín no dura eternamente. Honestamente, también hacemos como otras empresas, poner descuentos para fomentar el consumismo estos días. Pero también es cierto que nunca recibirás con más ilusión un paquete que tú mismo te has regalado. ¡Porque el amor propio es el primero que hay que tener! ¡Odio San Valentín!

Un saludo y mucho ánimo para soportar este día…

¡Feliz día de San Valentín! ;P

Si te ha gustado, puedes compartir el artículo en redes sociales!
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top